Boing

Lulú

Pato

Pascual

Nuestro Blog

Cuidar la salud de nuestro cuerpo es trabajo de todos los días

Cuidar  la salud de nuestro cuerpo es trabajo de todos los días.

Para mantener nuestro cuerpo saludable, es aconsejable cumplir con los distintos requerimientos diarios de nuestro organismo.

En esta época tecnológica en la que nos encontramos, nos vemos obligados a vivir a un ritmo de vida cada vez más acelerado, y es por esto que cada día es más complicado procurarnos un estilo de vida saludable.

Vivimos en ambientes con contaminación y,  además, el ritmo de vida nos lleva a tener una mala alimentación, principalmente debido a las prisas de los horarios que nos agobian. A esto hay que agregar que, con las presiones y exigencias de la sociedad actual, nos encontramos bajo un estrés psicológico cotidiano. Todos estos factores nos afectan poco a poco cada día y pueden dañar nuestra salud hasta llevarnos a desarrollar enfermedades y padecimientos físicos.

Para que nuestro cuerpo esté en una condición saludable, debemos de proporcionarle cada día ciertos nutrientes y actividades necesarias para mantener un equilibrio apropiado en nuestro metabolismo y en las demás funciones corporales; entre las principales que debemos tomar en cuenta están:

– Alimentarnos adecuadamente: esto ese refiere no sólo a la clase y calidad de los alimentos que consumimos, sino también a realizar las comidas en los horarios adecuados, sin dejar pasar demasiadas horas entre una comida y otra, sobre todo en entre el momento de despertarnos y el desayuno. En cuanto a los alimentos que debemos incluir en nuestra dieta, lo mejor es tener por lo menos un elemento de cada uno de los diferentes grupos alimenticios, A SABER:

Frutas y verduras, como: jitomate, elote, calabazas, etcétera.

Cereales: productos de maíz y trigo, además de avena, amaranto y arroz.

Leguminosas y alimentos de origen animal.

– Beber suficiente agua. El consumo de agua debe ser en cantidad suficiente para mantener un buen funcionamiento de nuestro organismo. Se recomienda entre 2 y 3 litros diarios, pero la cantidad para cada persona depende de las características físicas y la actividad física que se lleva a cabo.

– Dormir bien. Un buen descanso es indispensable para que nuestro cuerpo pueda repararse, a nivel cellular, de toda la actividad realizada. Además, la falta de sueño o una mala calidad de sueño, durante largos periodos, nos afecta tanto física como mentalmente y puede ser causa de obesidad y otros problemas de presión arterial y del corazón.

– Hacer ejercicio. Un poco de ejercicio, cada día, nos dejará siempre efectos benéficos para nuestra salud, pero no debemos sobrepasar nuestra propia capacidad física, ni someternos a un esfuerzo extremo de un día para otro. Consultar a un médico antes de empezar cualquier programa de ejercicios es mucho más que recomendable.

– Cuidar nuestro peso. Debemos tratar de comer adecuadamente siempre, no sólo hacer dietas que nos maten de hambre unos días y después de esa dieta volver a todos los vicios de alimentación. Como mencionamos anteriormente, es importante la calidad de los alimentos que consumimos, así como el momento en que los ingerimos.

Cuidarnos cada día nos dejará una mejor condición de salud de nuestro cuerpo, empecemos hoy mismo. ¡Buen día!

0 comments | 15/03/2016

¿Qué es La Hidratación?

La Hidratación consiste en proporcionar agua a nuestro organismo para recuperar la que se pierde en los procesos biológicos diarios: si perdemos demasiados líquidos en nuestro organismo, entonces corremos el riego de deshidratarnos y, en casos severos, puede ponernos en peligro y hacer necesaria la atención médica inmediata.

La Hidratación, también llamada rehidratación, es un proceso por el cual recuperamos los niveles de agua necesarios para mantener la salud en nuestro cuerpo, es restablecer el balance entre la cantidad de los líquidos ingeridos y los que se pierden en los procesos corporales. Una Buena hidratación en el cuerpo nos permite mantener una temperatura corporal óptima, ya que incluso a nivel celular es notorio cuando nuestro nivel de líquidos en el organismo es bajo y nos estamos deshidratando.

El agua en el organismo interviene en muchísimos procesos vitales, como la transportación de nutrientes a todo el organismo y en la digestión de los alimentos.

Incluso una buena hidratación se refleja en una condición saludable de nuestra piel.

Gran parte del cuerpo humano está formado por AGUA. Se dice que somos más del 60% de agua,  porcentaje que varía dependiendo de la edad, el sexo y la condición física de cada uno. La sangre, por ejemplo, está compuesta, en gran medida, por agua y es necesario mantener un nivel de agua correcto, en relación con los demás componentes de la sangre, para la correcta distribución de nutrientes y enzimas en todo el organismo humano.

Cada día perdemos una gran cantidad de agua, debido a las diversas actividades físicas y fisiológicas que nuestro cuerpo realiza. Esto sucede en cualquier época del año, pero aún más en las temporadas de calor, ya que la transpiración excesiva debida al clima reduce aún más el nivel de agua en el organismo. Aun al realizar un mínimo de actividad física, los procesos biológicos internos de nuestro cuerpo demandan ciertas cantidades de agua, cada día, para que el cuerpo funcione de manera óptima y mantenernos saludables y podamos realizar nuestras actividades diarias como estudiar, leer, jugar o trabajar.

Si vamos a hacer deporte, es aun mayor la necesidad de mantener la hidratación del organismo, ya que el esfuerzo en los músculos genera calor y éste es disipado mediante la transpiración, principalmente, que es la pérdida de agua y ciertos compuestos de la sangre a través de la piel.

¡Mantente hidratado! Es importante para tu salud y te permitirá realizar todas tus actividades de la mejor manera y asegurando una buena salud.

0 comments | 08/03/2016